El sistema educativo “al examen” de los padres.

“El sistema educativo no repara en la diversidad intelectual de los alumnos…, no les motiva, no tiene en cuenta sus talentos…, aniquilan su ilusión…”. Esta es la opinión de una madre en algunos aspectos de la entrevista que hemos hecho recientemente a algunos padres de alumnos de Mejora Tu Nivel.

Pero no es la única opinión en el mismo sentido, en general todos los entrevistados opinan que el sistema es generalista, no toma en cuenta al alumno sino al conjunto, y no ayuda a la motivación.

Decía Howard Gardner que los niños entran a la escuela como signos de interrogación y salen como puntos finales. Y no podemos estar más de acuerdo, aniquilamos la curiosidad con el sistema.

Chicos en clase
Las clases magistrales tradicionales, ¿son la única forma?

Hemos querido conocer la opinión de los padres, por ser uno de los tres pilares principales, junto a profesores y alumnos, pero ¿son los únicos pilares?, seguramente debemos pensar también en políticas educativas nacionales, autonómicas, internacionales, e incluso en la misma filosofía que subyacen por debajo del deseo del sistema educativo.

En realidad somos pilares de la educación porque somos los primeros responsables en “educarlos” propiamente dicho, es decir, es transmitirles normas y valores, pero en los últimos años hemos asumido una gran responsabilidad en lo que a “formación” se refiere ya que son (o somos), muchos los padres que trabajamos con nuestros hijos en casa en sus tareas de clase, trabajos, exámenes…, y ésta responsabilidad ha ido en aumento hasta un punto tal, que muchos profesores delegan parte de su función docente en el apoyo que saben que tienen en las casas al finalizar el periodo lectivos.

Se ha producido una mezcla curiosa de roles, y así se dan casos en los que no pocos profesores se quejan de que los niños que llegan al colegio e instituto “vienen sin educar” y sus padres esperan que reciban ahí esa educación,

confundiendo clarísimamente la educación con la formación.

Hemos querido saber cómo perciben los padres el sistema educativo a través de una encuesta.

A la pregunta sobre qué opinan de si el colegio o instituto se esfuerza en que las cosas les vaya bien a los alumnos, la mitad de padres han respondido que NO, matizando que se esfuerzan con los que les va bien o porque saquen buenas notas (a mayor gloria del centro de enseñanza, por cuestiones de ratios y méritos), y otros creen que SI pero depende del profesor, más que del centro en sí. ¿Es que el centro educativo es algo distinto a los profesores?.

En general todos han opinado que el Sistema es generalista, es decir, no atiende las necesidades y/o circunstancias particulares, sino que se centra en la colectividad, en atender la programación que ha de impartir a todos por igual.

Para todos los encuestados, la principal razón que entienden que afecta a sus hijos estudiantes es la desmotivación y la falta de interés en las cosas que les enseñan, pues dicen, son cosas que no les suelen interesar.

Las deficiencias más graves del sistema, según la percepción de los entrevistados, es que falla la metodología, la ratio de alumnos, la falta de consideración a la diversidad intelectual y por tanto, los planes de estudio, y los profesores tienen muy pautado qué dar en tiempo record impidiendo, muchas veces, que puedan acabar la materia (cada día más ampliada). Se debería aumentar la parte experimental y no tanta teoría; están insatisfechos profesores y alumnos; hay profesores que no saben enseñar…Razones como veis con un factor señalado,

metodología equivocada.

Todos opinan que el entorno influye mucho sobre sus hijos, unas veces para bien y otras para mal.

Lo que añadimos nosotros es que nunca se trabaja conscientemente cómo debe ser el entorno que les rodee dentro de los centros educativos, es decir, desde la dirección, ni en los planes de estudios, se toma en cuenta éste factor de manera programada y se van asumiendo “etiquetas” de “centro bueno, centro malo…” definiéndose en la práctica unos y otros por la más o menos exigentes que son en los exámenes, el volumen de trabajo para las casas, o las competiciones en las que participan, o cuantos aprobados en la PAU. Si preguntáramos a profesores, alumnos, padres...sobre cuales son los fines del centro, dirían que el máximo de aprobados o cosas parecidas, pero ¿qué hay del máximo de triunfo personal del alumnado, de felicidad neta (por resumir) de unos y otros?.

El entorno es, o debería ser mucho más, deberían seguirse directrices sobre qué quiere el centro en sí, donde pone sus metas teniendo en cuenta sus recursos, alumnos, medios, fines, planes... y cómo hacerlo a través de dinámicas, conferencias, marketing o trabajo interno que abarque desde la dirección, al profesorado, alumnado y a padres informados e implicados, conscientes sobre todos esos objetivos motivadores.

Según lo preguntado, lo que más preocupa a los padres es que no sean felices, no se ilusionen, no entienda para qué el esfuerzo, que no estén preparados para el futuro, que no sepan cómo enfrentarse a la sociedad, qué se pierdan estudiando sin comprender nada…hay multitud de temores.

Y para mejorar las cosas, proponen que el cambio de diversas cosas, pero todo se resume a un cambio de metodología teniendo en cuenta la experimentación: talleres de cálculo, de lectoescritura…, enseñar a razonar, a generar curiosidad, a pensar, asociar…teniendo en cuenta todos los diversos tipos de aprendizaje y nuevas formas de enseñar. 

En realidad Mejora Tu Nivel está muy de acuerdo con las cosas que opinan los padres, y desde luego en que la metodología ha de cambiar, sino lo creyéramos, no tendría sentido pensar que Mejora Tu Nivel es otra forma de aprender.

Los estudiantes están absolutamente centrados en contenidos y nada enfocados en aprender. Les transmiten conocimientos que la mayoría de veces tan solo memorizan. Haz la prueba en casa y pregunta a tu hijo/s cuando lleguen que han aprendido ese día, da igual el nivel al que vayan, no sabrán decirte nada o casi nada de las muchas horas que han pasado en clase.

El modelo de impartir clases sigue siendo el que ha existido toda la vida, personas sentadas escuchando a alguien, lo único que cambia es el contenido, sobre todo a partir de la enseñanza secundaria, ya que en infantil o primaría aún tienen un poco de margen a moverse, tocar, preguntar, etc.

Está demostrado por la neurociencia que el movimiento actúa como facilitador para aumentar el aprendizaje, la memorización. Son muchas las personas incapaces de permanecer sentadas horas y horas, y éstas sencillamente no están adaptadas o les cuesta mucho seguir los contenidos. Necesitan el movimiento y el tacto para concentrarse, para comprender.

Hay personas que desarrollan excelentes cualidades de aprendizaje en entornos naturales. La mayoría aprende mejor si pueden ver lo que están estudiando, lo pueden tocar y experimentar.

Son muchos los avances que se están realizando sobre otros modos de transmitir conocimientos, y tienen poco que ver con lo que se hace en la actualidad.

En realidad estamos en un momento de inflexión en el que se empieza a hacer necesario usar la imaginación para transformar todo cuanto rodea el mundo del estudio para realizar cambios profundos y todos tenemos algo que aportar.

No sé si compartes estas opiniones, cómo lo ves como padre o madre, como profesor, como interesado. Pero sería muy positivo si dejases tus comentarios sobre el artículo: lo que te preocupa, lo que preocupa a tu hijo/s estudiante, lo que  crees que debe cambiar, lo que tu harías… o cualquier cosa que se te ocurra que creas que puede ser útil y arrojar un poco de luz a éste gran problema que debemos resolver sobre la educación que reciben nuestros hijos.

En las próximas semanas publicaremos encuestas realizadas a alumnos, a profesores, a orientadores, para conocer los diferentes puntos de vista.

Suscríbete al blog

Recibe cada semana nuevas entradas con trucos y consejos sobre cómo estudiar más en menos tiempo; cómo apoyar al estudiante y favorecer su autonomía; opiniones de expertos...y todo tipo de noticias sobre Otras Formas de Aprender

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *